Editoriales

Carta recibida y no publicada

•PDF••Imprimir••E-mail•

Estimado señor o señora NN:

Recibimos una carta por correo dirigida a nuestra Redacción, sin indicar nombre del remitente y sin firma alguna. (Tal vez se olvidó de firmarla, señor o señora. A nosotros nos pasa a veces, con algún cheque).

En dicha carta, usted hace algunas apreciaciones sobre laboratorios privados y sus precios, mencionando nombres propios de dichas empresas y citando el caso de quien quiere utilizar sus servicios de manera privada, debido a supuestas demoras e inconvenientes al utilizar los servicios del laboratorio centralizado de su mutualista.

•Leer más...•

 

Los días de la semana

•PDF••Imprimir••E-mail•

La palabra semana proviene del latín, septimana = siete días (de “septem”: siete). Es probable que en la antigüedad haya sido estructurada antes que el mes y el año, como primera construcción humana de medición del transcurrir del tiempo. En Occidente (Roma) ya estaba estructurada como actualmente en el Calendario de Numa Pompilio, anterior al Calendario Juliano (es decir, antes del año 46 A. d. C.).

No cabe duda que tiene un origen claramente lunar, pues tiene 7 días, que es la duración de cada fase de la Luna (aunque actualmente no coincida en nuestro calendario). Para hacer esta afirmación me baso en que hay una de ellas llamada precisamente “Luna nueva”: con ella comenzaría, probablemente, la semana (y el mes) en las antiguas civilizaciones sumeria, caldea y otras afines, como la hebrea (de esto hay indicios en la Biblia, Antiguo Testamento, cuando hace referencia a los “novilunios” como fiesta religiosa importante).

Lo cierto es que los pueblos de Occidente –y, por ende, los de América post colombina- somos herederos de la semana latina; es decir, de la civilización romana, aunque varía la denominación de los días en las lenguas romances (derivadas del latín) y las lenguas de origen germánico, nórdico y eslavo (aunque todas tienen el mismo antepasado: la lengua indoeuropea), de acuerdo con la mitología religiosa de cada una de esas culturas.

Paradójicamente, nuestra civilización “judeo-cristiana” ha conservado la nomenclatura del paganismo romano, excepto dos, como lo veremos más adelante.

A continuación daré los nombres latinos, con su correspondiente significación:

Domingo: solis díes, “día del Sol”, en homenaje al dios máximo de la mitología romana. En las lenguas romances es el único que adquirió un nombre cristiano: domínicus díes, “día del Señor”, o simplemente domínica, en recuerdo de la resurrección de Cristo. En efecto, los 4 Evangelios lo establecen así: “Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana…” (S. Mateo, cap. 28, vs. 1); “Y muy de madrugada, el primer día de la semana, a la salida del sol…” (S. Marcos, cap. 16, vs. 2); “El primer día de la semana, muy de mañana…” (S. Lucas, cap.24, vs. 1); “El primer día de la semana…) (S. Juan, cap.20, vs. 1). Como se ve, en la cultura judía al igual que en la romana, el “día del Sol” ya era considerado el primero de la semana, y así continuó siéndolo en el Calendario Juliano y actualmente en el Gregoriano.

Lunes: lunae díes (se pronuncia “lune”), “día de la Luna” (Selene en la mitología griega),

Martes: martis díes, “día de Marte”, el dios de la guerra (Ares para los griegos).

Miércoles: mercurii díes, “día de Mercurio”, el mensajero de los dioses (Hermes para los griegos).

Jueves: iovis díes, “día de Júpiter, el principal entre los dioses (Zeus en la teogonía griega).

Viernes: véneris díes, “día de Venus” (la Afrodita griega), diosa del amor (y de las enfermedades venéreas…).

Sábado: saturni díes, “día de Saturno” (equivalente al Kronos griego), dios del tiempo. Ha pasado a la tradición cristiana con la denominación hebrea: shabbat=descanso (“día de reposo” para los judíos).

Es notorio lo mucho que hay de Astrología (no Astronomía) en esta nomenclatura: ¿será por eso que nuestra sociedad post-moderna –tan “liberada de tabúes y retrógrados mitos religiosos”– vive pendiente, en su gran mayoría, del horóscopo diario; pseudo-profecías; pseudo-ciencias (como la Metafísica actual, o “New Age…”); la “Ley de Atracción”;  la “Física cuántica” (parodiada de Einstein), y otros “yuyos” similares…?

Son de indudable cuño pagano, supersticiones que han perdurado hasta nuestros días, y son bastante generalizadas en todas las clases sociales, como comenzar un trabajo en lunes; “en martes, ni te cases (peleas en la pareja) ni te embarques (¡accidente, en fija!); cortarse el cabello y las uñas los días sin “r” (excepto los domingos, porque se pasa vergüenza…); jueves, “día de brujas”; viernes, “día del lobizón”; “sólo los haraganes trabajan los domingos”; “lo que se empieza el domingo se pierde el lunes”; si cuando duermes te da la luz de la Luna en la cara, te levantarás “alunado”…

Nuestra “sociedad del conocimiento” y de “la verdad científica”, es muy ilustrada…No cabe dudas.

Jesús H. Duarte, Maestro.

Viernes 20 de enero del 2.012


 
 

El plan de acción de la ONU

•PDF••Imprimir••E-mail•

ALGO MÁS QUE PALABRAS 

El mundo necesita hombres de acción, capaces de dar respuesta a los muchos problemas que se nos presentan a diario. Debemos concienciarnos y ser personas de hondura, de pensamiento, lo que conlleva que hemos de pensar como ciudadanos diligentes. Nuestra naturaleza está en la acción. La ONU acaba de trazar sus prioridades y las ha puesto en la bandeja de cada familia, de cada cultura, de cada ser humano.  Primero, el desarrollo sostenible; segundo, la prevención de conflictos y desastres, los abusos de derechos humanos y los retrocesos en el desarrollo; tercero, la construcción de un mundo más seguro, que incluya los principios fundamentales de la democracia y los derechos humanos; cuarto, apoyar a las naciones en transición; y quinto, trabajar para las mujeres y los jóvenes.

Somos lo que hacemos y somos ciudadanos en búsqueda permanente. El plan de acción de la ONU hay que socializarlo para que todas las civilizaciones del mundo participen, cooperen y colaboren. Ya estamos hartos de palabras. Es hora de acciones concretas, puntuales y rápidas. La excelencia humana es el resultado de la acción ágil. Téngase en cuenta que, nos volvemos pacifistas realizando actos pacíficos. En cualquier caso, veo que hacen falta activistas de la esperanza y de hechos que nos humanicen. El deseo de un mundo más habitable tiene que ser el espejo de una acción continua y eficiente. El hombre a favor del hombre tiene que oírse mucho más y nuestras convicciones deben entrar en diálogo con la diversidad de moradores.

El plan de acción de la ONU debe convertirse en una ley de leyes, en una obligación ciudadana siempre dispuesta. Sumemos las ideas, pongamos la semilla de la inquieta acción, impulsemos el consenso con la diversidad de pensamiento. No tenemos otra salida. Está bien propiciar reuniones internacionales, pero si no pasamos de los lenguajes a las vivas acciones, seguiremos perdidos, desorientados y dormidos. El mundo tiene que desarrollarse con menos egoísmos y más solidariamente. Esta es la cuestión que debe afanarnos. De momento, la naturaleza nos habla y nadie la escucha; el pobre se desconsuela y no tiene consuelo de parte de los poderosos; las armas son un negocio y nadie hace nada por empobrecer a los negociantes. La muchedumbre de hambrientos eleva hacia nosotros su grito de dolor, y nadie va en su auxilio. Todo esto acrecienta la crisis mundial.

Hay que inaugurar una nueva época que, realmente, converja en el compromiso decidido de hombres y de pueblos libres y solidarios. No sirven los grandes discursos, solo las buenas acciones. Tampoco se precisan grandes acciones, sino humildes realizaciones que no degraden el corazón de las personas. La ONU nos entrega el pasaje de la reflexión. La acción es el camino.

 

Víctor Corcoba Herrero/ Escritor

•Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla•

25 de enero de 2012

 
 

Deplorable actitud alarmista del Banco Mundial

•PDF••Imprimir••E-mail•

Jorge Carozo Barcelona

La BBC de Londres publicó una nota haciendo referencia a dichos del economista jefe del Banco Mundial, "advirtiendo" a los países tercermundistas y en desarrollo, "que se preparen para grandes golpes a sus economías a medida que desacelera el crecimiento económico global".

A la vez redujo sus pronósticos de crecimiento para la eurozona en un 0,3% en 2012. Aunque fuera cierto, es inconcebible que una entidad económica mundial de tal porte salga a la prensa a difundir hechos tan alarmistas, que no harán otra cosa que extender el temor a una mayor crisis.

En lo que nos es particular, creemos que la mayor crisis está demoliendo los países europeos, donde los ciudadanos ya están pidiendo a gritos que se elimine el euro y vuelvan a sus tradicionales monedas, la peseta española, la lira italiana, el marco alemán y el franco francés.

•Leer más...•

 
 

Gilberto Duarte… Un amigo… Un maestro

•PDF••Imprimir••E-mail•

Carozo Jr

Gilberto_DuarteAnte la muerte de un gran amigo de mi familia, recuerdo la frase: "No vale llorar, porque no perdiste a nadie. El que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos". Además lo mejor de él, el amor y las enseñanzas, siguen en nuestro corazón"

Es difícil encontrar palabras cuando la impotencia abruma, los recuerdos interminables no paran de golpear, recordar las charlas, las recorridas a caballo y las comidas compartidas con ese amigo que ahora ya no está aquí. La frustración de saber que nuevos momentos y experiencias quedarán pendientes ante un hecho inesperado y lamentable.

Hoy se encuentra en un lugar mejor, este gran amigo y por momentos maestro durante mi juventud. Ha partido y dejó nada más, pero nada menos que buenos recuerdos de lo grande que fue para todos nosotros. Un hombre de "antes" pero con un toque moderno, que nos mantenía a los más jóvenes que lo rodeábamos siempre cerca y atentos a sus palabras.

•Leer más...•

 
 

•Página 9 de 14•

 

  Alicia Silva Propiedades  Tacuarembó Hotel

Viseport     logo dini

RESTORANTE                        Logo America

  

Logo Albernaz_color
aviso America